Diagnóstico de la escoliosis


Editado por el Dr. John Chetta

Diagnóstico de la escoliosis


Con frecuencia, la escoliosis se detecta eventualmente evidencia por su estética o por medio de exámenes instrumentales (radiografías, resonancias magnéticas, etc ..) se realizan por otras razones.
Algunos columna vertebral y los músculos paravertebrales).

Hechos adicionales ejecutan movimientos de la cabeza y el tronco que evalúan el músculo-ligamento.
Por desgracia demasiado poco a menudo también realizar pruebas en la propiocepción, en particular, de la articulación de bisagra principal, y en el postural profundo, compuesto de fibras musculares de tipo I, rojo, de contracción lenta (Slow Twitch) y resistente, ya que tienen un proceso de oxidación lenta (Slow oxidativo). Por su naturaleza y función, los músculos están fuertemente vinculados a los estímulos propioceptivos. Sobre la base de la interpretación de ellos reflejada, estos músculos (también llamados fásica) determinar, instante a instante, una actitud tridimensional específica de la red miofascial tensegrity (descrito más adelante) y, a continuación, además de las curvas de la columna vertebral, toda la postura.

Sobre la base de todo esto, expresa una primera diagnóstico y supuestos (que sólo puede ser aproximada) en el grado de la curva escoliótica corregibilidad.

Cuando el examen visual revela la existencia de la escoliosis, obviamente está hecho por una profundización pruebas instrumentales específicos. Entre estos, el más utilizado en la actualidad y que radiografiado en la posición de pie y, en ciertos casos, en la posición supina (ensayo de flexión o pruebas de Adams, flexión lateral). Las radiografías permiten un análisis estructural de las vértebras, destacando cualquier defectos / deformación, y el cálculo del ángulo de Cobb.

Limita el ángulo de Cobb, el radiografiee de la escoliosis


El estándar de oro sigue siendo el más utilizado internacionalmente para medir una curva escoliótica y el ángulo de Cobb (Ángulo de flexión): ángulo formado por la intersección de las dos líneas tangentes la placa superior y la inferior, respectivamente, la primera y la última vértebra afectada por escoliosis. Por conveniencia, el ángulo de Cobb se mide en la placa de rayos X a través del ángulo obtenido adicional de intersección perpendicular a las dos líneas tangentes descritos.
Según diversos autores, se cree que está en la presencia de escoliosis cuando el ángulo de Cobb calculado supera el 5 °, 20 °, o ser prescrito corsé, más de 40 a 45 ° de la cirugía.

Respecto embargo ángulo de Cobb debe tener en cuenta que se trata de una medida gráfica, realizada en la placa radiográfica, bidimensional y sujeto a errores de seguimiento, interpretación y lectura. El valor clínico del ángulo de Cobb es en realidad en el primer lugar por la propagación del uso de esta medida que, según el perfil biomecánico, el ángulo de Cobb no es mejor que las otras unidades de medida para que predictivities su exactitud. La medición de desviación lateral espina reconstruida representa, por ejemplo una alternativa viable. Es necesariamente una determinación gráfica simple que la esquina de Cobb: se traza la línea recta que une la séptima vértebra cervical y lumbar IV y determina la longitud (Y), la distancia perpendicular trazada entre Y y el centro de las vértebras apical la curva escoliótica representa la desviación lateral (X1). En el caso de la doble curva de la escoliosis la medición de la desviación lateral de dos (X1 y X2) y calcular la desviación lateral relativa = (X1 + X2) / Y.
La desviación lateral es por lo tanto relativa es una medida adimensional además de no requerir el cálculo de ángulos. La desviación lateral y luego posible calcular el ángulo de Cobb usando la fórmula: Cobb ángulo = desviación lateral relativo x 3,84.
Una desviación lateral relativo igual a 5, determinada por rayos X, por lo tanto corresponde a ca. 20 ° Cobb. En la transformación de la desviación lateral de la columna vertebral para que radiográfica reconstruido por el rasterstereografico método (descrito en el informe del caso) debe considerarse un error de 5-6 ° Cobb. Este error, sin embargo, se relativiza durante el seguimiento, en la cual y la reproducibilidad de la medición y la identificación de cualquier aumento en el ángulo de Cobb a ser decisivo. Desde la repetibilidad de la desviación relativa rasterstereografica lateral y similar a la radiográfica, la aplicación de los resultados y por lo tanto sea posible. Por tanto, la medición de la desviación lateral relativa de la columna vertebral reconstruida utilizando el método rasterstereografico es una alternativa viable en el diagnóstico de escoliosis (Hackemberg, 2003).

El ángulo de Cobb y también no es capaz de proporcionar una medida de la asimetría de la apariencia estética de la IE Volver. El aspecto exterior de más escoliosis con el mismo grado de ángulo de Cobb puede, de hecho son muy variables (la curva doble escoliosis por ejemplo, son estéticamente menos evidente que en una curva como mejor compensada) debido a los componentes que faltan de asimetría: desviación y rotación lateral. Para cuantificar el defecto estético sería apropiada para identificar la magnitud de la desviación lateral y rotación de la cruz; estos parámetros detectables con rasterstereografia.

Como ya se ha descrito, el examen clínico de la paciente con escoliosis también implica normalmente el examen de la columna vertebral en flexión (prueba de Adams). Para cuantificar la magnitud de la simetría se utiliza típicamente como escoliosis . Cabe señalar a este respecto que la mala posición de la pelvis (por ejemplo. Para sus rotaciones o presencia de eterometrie miembros inferiores) variar esta apreciación, lo que resulta en un giro que puede confundirse con la naturaleza joroba de la escoliosis (Upadhyay et al, 1987). Estudios específicos demuestran que la prueba Adams no parece adecuado para evaluar con suficiente fiabilidad la rotación anómala de la superficie de la columna vertebral y las vértebras. Mientras que la posición en la anteflessione presenta la ventaja de hacer la joroba más fácilmente observado por el examinador, en segundo lugar, la principal desventaja reside en el hecho de que la variación de la morfología de la dorsal, en la transición de una posición a una flexión, y no uniforme y varía de individuo a individuo (Hackemberg, 2003 - Cote, 1998 - Grossman, 1995). Numerosos estudios (Bunell, 1984 -Murrel et al, 1993 -Pearsall et al, 1992) han sido de largo también se evidencia chel'utilizzo de la escoliosis no es fiable desde el punto de vista clínico. La medición con la escoliosis son de hecho inexacta y no muy reproducible y con una tendencia a subestimar significativamente la verdadera entidad de la joroba lumbar y costal presente tanto en flexión en posición de pie. Incluso aquí la rasterstereografia, gracias a el tipo de análisis morfológico ejecutable, se trata de una alternativa válida.

La relevancia clínica de análisis morfológico de anormalidades radiográficas de la columna vertebral en tres dimensiones (rayos X no permiten determinar con precisión el parámetro de rotación vertebral de gran importancia clínica en la evaluación de las deformidades de la columna).

  • La incapacidad para evaluar objetivamente el aspecto estético resultante de la morfología del defecto, un factor que es de gran importancia para el tema, el uso de rayos X y la exploración clínica.
  • Así, los estudios confirman la relevancia clínica de análisis morfológico rasterstereografia del tronco en relación con el diagnóstico y el seguimiento de las deformidades de la columna vertebral (escoliosis, cifosis dorsal, lumbar hiperlordosis etc.) también importantes, así como en el pre y post operatorio. En particular, debe tenerse en cuenta la necesidad de presentar los individuos generalmente en la edad o un niño pequeño con los controles radiológicos periódicos, con la consiguiente carga de la radiación (rayos X) que se traduce en un aumento significativo del riesgo oncogénico, a pesar de la escasa fiabilidad del radiográfica deformaciones tridimensionales morfológicas de la columna vertebral, como la escoliosis. Gracias a este sistema innovador en Alemania se redujeron en más del 70% de la paciente radiográfica (Hackemberg, 2003).
    Radiográfica vez juega un papel insustituible en destacar, como ya se ha dicho, los defectos estructurales ósea vertebral especialmente.