El diagnóstico y tratamiento de Leishmaniasis


Diagnóstico y Terapia

Aunque hoy en día no hay productos disponibles para proteger al animal de esta terrible enfermedad, todavía están disponibles una serie de métodos que permiten diagnosticar leishmaniasis incluso en personas que todavía no tienen síntomas obvios.
Examen cito-histológica. Era una cuestión de elección, porqueé lo suficientemente rápido y con la posibilidadà para ejecutarlo en la clínica veterinaria. La técnica consiste en tomar una muestra de tejido o células de una lesión de la piel o el cuerpo en el que è probable encontrar parásitos (ganglios linfáticos, el bazo, la médula ósea, de la sangre). El material a analizar se obtiene por una retirada con aspiración por aguja o biopsia secciones (tejido o lesiones), que permiten poner de relieve, después de la tinción, la presencia de parásitos en la muestra.
El examen ELISA. Prueba de que se ha apoderado de los últimos años, convirtiéndose cosìProbablemente el másù conocido y utilizado. Este método è fácil de usar y rápida respuesta, con suficientes costos de contenido; permite evaluar la presencia del parásito Leishmania como se va a detectar, usando reacciones de color, la existencia de anticuerpos contra antígenos de Leishmania en la muestra (normalmente en la sangre).
Examen de inmunofluorescencia indirecta. El examen se realiza en la muestra (suero), que se hace reaccionar con antígenos (moléculas) de Leishmania. Si el suero animal contiene anticuerpos contra Leishmania, éstos se unen a los antígenos del parásito. La reacción se muestra utilizando el anti-anticuerpos marcados con un compuesto fluorescente, que se va a unir a la Leishmania complejo anticuerpo-antígeno. El conjunto se pone de relieve con un microscopio particular que permite identificar el compuesto fluorescente (índice de reacción positiva).
Prueba de PCR. Técnica de reacción en cadena de la polimerasa, descubierto a finales de los 80 por Kary Mullis, è ahora se utiliza ampliamente en el campo médico. Esto le permite amplificar las secuencias de nucleótidos de ADN de diferentes organismos, dando perciò la posibilidadà para identificar ellos incluso si está presente en cantidadesà mínimo. È muy válido cuando tiene una sensibilidadà alta (permite identificar positivamente la gran mayoría de los enfermos).

Leishmaniasis: Vacunas y Tratamiento


Lamentablemente todavía no existe vacuna medios para prevenir la leishmaniasis. Existir paraò, En el mercado, muchos de los productos en forma de soluciones, Spot-On, collares o aerosoles, que actúan como repelente contra insectos, evitando así, aunque ninguno con una garantía absoluta, que el perro es el punto desde el cual transmite el flebotomista puede Leishmania.
Para los animales infectados, con o sin manifestaciones clínicas, a los que è fue diagnosticada con leishmaniosis, el tratamiento de elección es el uso de dell'Antimoniato Metilglucamina (Glucantime®) Administrado por vía subcutánea, y / o dell'Allopurinolo (registrado por el hombre), dado por vía oral. Otro enfoque terapéutico es el uso de la miltefosina (Milteforan®), Un fármaco con eficacia similar a la anterior. Estos productos, bloquean la replicación o causan la muerte del parásito, pero no conducen a la curación del animal.

El enfoque terapéutico del perro en Leishmaniasis no è simple y lataò tener una duración variable (siempre de algunos meses); a menudo, dependiendo del estado de salud del animal, puedeò también requieren un tratamiento de apoyo para corregir enfermedades que puedan surgir o que ya tienenà presente. Aunque hayò, La esperanza de vida de los perros con leishmaniasis puede ser incluso años.