La diabetes en los gatos


Aunque è pueden encontrar una DMID, la forma más común de diabetes mellitus en los gatos è la no dependiente de insulina (NIDDM), es decir,è no tanto causada por la producción de insulina alterada por las células pancreáticas, como por una funcionalidad alteradaà de los receptores celulares que permiten a la célula se unen a la insulina y maquillaje que lleva a cabo su tarea (en este caso se llama resistencia a la insulina). Poner másù simple: la insulina es producida, pero las células dejan de utilizarlos.
La etiología (causa) è multifactorial. Incluye enfermedades tales como la inflamación crónica, hipertiroidismo (aumento de la funcionalidadà tiroides), hiperadrenocorticismo (mayor funcionalidadà las glándulas suprarrenales) y pancreatitis è estrechamente relacionada con la obesidadà.
El pi característica clínicaù interesante de la diabetes mellitus en los gatos que hayò que se produce en el perro, a su naturaleza reversible o potencialmente transitoria (incluso si en el largo plazo puedeò sin embargo, conducir a una pérdida de funcionalidadà Célula β).
En general, es è ve que la diabetes mellitus se produce en los gatos de mayor edad, machos castrados (probablemente debido al hecho de que éstos son más propensos a ganar peso y convertirse en obeso). Los síntomas comunes incluyen los yaà lista para el perro, como polidipsia (aumento de la sed), polifagia (aumento del hambre), poliuria (aumento de la orina) y pérdida de peso. Otros hallazgos incluyen: debilidad, fatiga, cabello seco, letargo (cansancio) y menos cuidado de su abrigo.
El diagnóstico de la diabetes mellitus en los gatos è bastante similar a la del perro, y luego sobre la base de la evaluación de los síntomas clínicos del animal, asociados a las preguntas específicas de la hiperglucemia y glucosuria.

Tratamiento de la diabetes en los gatos

En la diabetes mellitus gato, yaé células pancreáticas suelen conservar algunas funcionesà en la insulina secrete, hiperglucemia tiende a ser bastante moderado, cetoacidosis y raro, la necesidadà para establecer una terapia de insulina variable.
En el tratamiento de la diabetes mellitus en el gato, el fármaco de elección están representados por los agentes hipoglucemiantes orales. Estos fármacos tienen la capacidadà para estimular la producción de insulina por el páncreas, aumentar la sensibilidadà la insulina del tejido receptor, así comoé su número, disminuir la absorción postprandial (después de la comida) glucosa, e inhiben la producción por el hígado. En Italia, por el momento, no hay especialidadesà registrada mascota medicinal, perciò se debe cambiar a los utilizados para los seres humanos: Minidiab (glipizida), GLICOBASE (acarbosa), Daonil (glibenclamida o glibenclamida).
Aunque, en la mayoría de los casos, la diabetes en los gatos encuentran para ser de un no-insulino-dependiente, è todavía es posible, si el veterinario lo considera necesario, utilizar la insulina (Caninsulin®, Humulina, LANTUS) como tratamiento inicial.
Como para el perro, incluso en la terapia diabética drogas gato debe ser acompañado con la terapia dietética adecuada, lo que conduce a un mejor control de la glucosa en sangre y para prevenir o tratar la obesidadà. En este sentido, en el mercado se pueden encontrar numerosos alimentos:

  • Prescription Diet™ Feline r / d, Prescription Diet™ FELINA w / d,
  • GESTIÓN DE LA OBESIDAD VETERINARIA DIETA FELINA
  • EUKANUBA VETERINARIA dietas restringidas de calorías para los gatos,
  • GESTIÓN PVD-OM-OBESIDAD® Fórmula felina.

Por último, si bien no menos importante, è prevención fundamental y / o el tratamiento precoz de enfermedades concomitantes que pueden surgir (neoplásica, infecciosa o inflamatoria); con el objetivo de optimizar la terapia contra la diabetes mellitus, que en algunos casos en el gato, Porterà también en la curación.