La histamina


  • Los receptores de histamina
  • Acciones biológicas de histamina

La histamina è un compuesto de nitrógeno que participan en los mecanismos digestivo, en la respuesta inflamatoria y como un neurotransmisor en diferentes funciones cerebrales. En el cuerpo humano, la histamina se forma por descarboxilación de ácido L-histidina, a través de una reacción catalizada por la enzima descarboxilasa histidina; su degradación è en vez confiado all'istaminasi.

Aunque presente en todos los tejidos, la histamina se produce, y en su mayor parte almacenada en el tiempo, especialmente a nivel de los mastocitos y basófilos (células implicadas principalmente en la respuesta inmune y alérgica). No es sorprendente que la liberación excesiva de histamina por estas células juega un papel fisiopatológico en reacciones inflamatorias principales enfermedades dependientes de células cebadas y alérgicas mediadas por IgE, tales como, urticaria secreción de asma, gástrico. Su liberación masiva de las células implicadas en la respuesta inflamatoria e inmune, determina:
→ eritema, roncha (inflamación), enrojecimiento
→ aumento de la producción de moco en las vías respiratorias (nariz y los bronquios)
→ inicio de los síntomas de asma
→ contracción del músculo de 'delgado (diarrea y calambres intestinales).

Además de los gránulos de los basófilos y mastocitos, la histamina se encuentra en concentraciones más importantes incluso en el nivel del sistema nervioso central y en la mucosa del tracto gastrointestinal.

Los receptores de histamina

La histamina lleva a cabo su acción al unirse a receptores específicos localizados en la membrana celular, con diferentes efectos dependiendo del sitio y el tipo de receptor con el que interactúa. Actualmente, conocido cuatro tipos de receptores de histamina, definidos respectivamente H1, H2, H3 y H4.

Ubicación Funciones Principales
H1 • Las células endoteliales (vasos sanguíneos)
• El músculo liso (bronquios, intestino)
• Corteza suprarrenal
• bronquiolos con la aparición de los síntomas típicos de asma, disminución de la capacidadà pulmonar
LISA INTESTINO MUSCULAR: contracción resultado de calambres intestinales y diarrea
Permeabilidad AUMENTOÀ VASCULAR Y vasodilatación
MANTENIMIENTO DEL ESTADO DE VIGILIA;
Fibras sensoriales de estimulación: el dolor y la picazón
H2 • Las células parietales gástricas
• Músculo liso vascular
• Los neutrófilos • Corazón • Útero
Estimulación de la secreción gástrica
Vasodilatación: relajación del músculo liso
La función leucocitaria INHIBICIÓN
Contracción uterina
H3 • SNC, los nervios periféricos (corazón, pulmones, tracto gastrointestinal)
• Células enterocromafines
Inhibición de NEUROTRANSMISORES COMUNICADO:
centralmente: histamina, acetilcolina, serotonina, dopamina;
en el nivel periférico: noradrenalina y acetilcolina, taquiquininas.
Inhibir la secreción gástrica
H4 • La médula ósea, el bazo
• Los eosinófilos; Los neutrófilos
• Las células mononucleares, células cebadas
INMUNOMODULACIÓN: modula el sentido de la activación de la respuesta inmune y la inflamación

Acciones biológicas de histamina


La histamina è una sustancia que actúa vasodilatador, hipotensor y permeabilización, todas las características muy importantes en los fenómenos inflamatorios; la disminución del flujo de sangre y el aumento de la permeabilidadà buques en un área justo golpeado por un trauma, que permite el paso de las células blancas de la sangre y otras sustancias que participan en el parto y en la reparación de los daños. Estas acciones dan lugar a la denominada triple respuesta que surge cuando la histamina se inyecta por vía transdérmica:

enrojecimiento (por vasodilatación directa);
eritema difuso (para la activación axonal);
habón (por aumento de la permeabilidadà).

Mira al azar, sólo para recordar cómo todo - cuando se trata de la fisiología - tiene sentido lógico, los mastocitos son particularmente abundantes en los sitios másù expuestos a lesiones potenciales de tejido (nariz, boca, pies, las superficies internas del cuerpo, vasos sanguíneos, etc.).

La membrana plasmática de las células cebadas y basófilos tienen receptores para la clase de inmunoglobulina E (IgE), típicamente implicado en las reacciones alérgicas. Una vez que estos anticuerpos se activan por una sustancia reconocida como extraña, unirse a los receptores de los basófilos y mastocitos, comportándose sí mismos receptores como verdaderos. A partir de este momento, en cada contacto posterior con el antígeno IgE estimular la desgranulación de basófilos y mastocitos a los que están unidos, resultando en la liberación de histamina y otras sustancias que participan en la reacción alérgica.

En el aparato respiratorio, la histamina provoca de nuevo la dilatación de las vénulas post-capilares y un aumento de la permeabilidadà buque; se asocia también a una contracción del músculo liso bronquial y estimula la secreción de mucosa. En presencia de una broncoconstricción excesiva mide las vías respiratorias se reduce a un grado tal que se impida la oxigenación normal de la sangre, asfixia, y el hambre de aire. Durante la gastrina estimula la secreción de ácido clorhídrico y factor intrínseco por las células parietales, y la pepsina por las células pépticas.

A nivel entérico, histamina causa la contracción del músculo liso intestinal, provocando diarrea en dosis muy elevadas. Esta eventualidad è típico del consumo de alimentos ricos en histamina (como el pescado poco fría) que causan enrojecimiento de la cara y el cuello, erupción cutánea, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, mareos.

A dérmica, la histamina actúa como un potente estimulante de las terminaciones nerviosas sensibles, especialmente los que median el dolor y la picazón; esta función es evidente en particular en respuesta a las reacciones de las picaduras de insectos o de ortiga.

En el cerebro, la histamina neurotransmisor está implicado en diversas funciones, como el control neuroendocrino, la regulación cardiovascular, la termorregulación y la vigilia.