La inflamación y el sistema inmunológico


El proceso inflamatorio è una respuesta defensiva del organismo contra los efectos ambientales; los síntomas son característicos: calor, rubor, dolor y tumor, respectivamente calor, enrojecimiento, dolor e hinchazón.

La inmunidadà è definida como la capacidadà de un organismo animal para resistir el ataque de microorganismos patógenos y virus; la capacidadà del sistema inmunitario para inducir un proceso inflamatorio è esencial para la restauración de la función biológica y la supervivencia celular; Sin embargo no siempre esta capacidadà è beneficioso. De hecho, las enfermedades autoinmunes o reacciones alérgicas resultan en un reconocimiento anómalo de agentes externos y las respuestas inflamatorias excesivas y alterado.
El proceso inflamatorio consta de varias etapas:

  1. La inflamación aguda se caracteriza por la vasodilatación y la permeabilidadà capilar;
  2. Inflamación subaguda caracterizada por la infiltración de leucocitos (células fagocíticas) en la zona afectada;
  3. Caracterizada por la inflamación y la degeneración del tejido fibrocitosi crónicas.

Cada una de estas fases è modulados por mediadores químicos: factores de adhesión intercelular, citoquinas pro-inflamatorias, la bradicinina, histamina, factor de agregación plaquetaria, prostanoides (prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos).
En general los sistemas de defensa se dividen entre los que componen la inmunidadà innata (o no específica) y la inmunidadà adaptativa (o específica): inmunidadà innata es la primera línea de defensa contra genérica de todos los agentes infecciosos y tiene la característica de ser già en el cuerpo, a continuación, inducida rápidamente después de la exposición al patógeno; inmunidadà adaptativo en su lugar tiene la capacidadà reconocer específicamente y destruir el patógeno o los productos transformados a partir de él; se activa en tiempos più de largo y le da al cuerpo la memoria de contacto con un extraño patógeno específico. È Cabe señalar que la distinción entre la inmunidadà innata y adquirida è dirigido sólo a la necesidadà para resaltar las diferencias entre los dos sistemas de defensa, como è Ahora está claro que estos sistemas no funcionan por separado, pero en concierto, la activación de uno al otro con el fin de reforzar la respuesta inmune y hacer efectiva la destrucción del agente infeccioso.

Inmunidadà innato

La inmunidadà innata representa la primera línea de defensa contra las infecciones; è consta de barreras externas (físicos, bioquímicos y microbiológicos) y barreras internas, representados por los componentes celulares presentes en la circulación y en los tejidos (fagocitos, células NK), y por los componentes moleculares constituidas por las proteínas plasmáticas (el sistema del complemento), por factores solubles con actividadesà antimicrobiana y por un sistema complejo de moléculas, llamadas citoquinas, que tiene la función de coordinar las actividadesà de todas las células implicadas en la respuesta inmune.

La reacción de adaptación consiste en una doble respuesta, un vascular - caracterizado por la vasodilatación y la permeabilidadà fuga capilar de exudado - y una célula, caracterizado por la liberación de mediadores químicos que conducen a la lisis del patógeno. La respuesta no específica proporciona para el reconocimiento del agente patógeno por los macrófagos, que liberan interleucina-1 e interferónαEstos se adhieren a las células endoteliales y promueven la adhesión de los fagocitos; la fagocitosis, o invaginación de la bacteria por la célula fagocítica, è dall'opsonizzazione favoreció la bacteria por el complemento.

Inmunidadà adaptado


La inmunidadà adaptativa (o específica) es un sistema de defensa que se activa cuando los microorganismos superan las barreras epiteliales y están en contacto con los linfocitos en los órganos linfoides periféricos. Esa inmunidadà tiene características peculiares:

1) es inducida en el momento del encuentro con el patógeno;

2) è específico en que las células que expresan receptores que son parte de ella puede reconocer selectivamente estructuras (antígenos) que pertenece a patógenos extraños individuales;

3) su activación da como resultado la aparición de “memoria inmune” y hayò permite el procesamiento de una respuesta másù rápido, intenso y específico para la segunda reunión con el mismo microorganismo, incluso después de muchos años;

4) la capacidadà específicamente para identificar y neutralizar un extraño angente patógeno presupone no responsività de un sistema de este tipo a los antígenos (auto-) del organismo.

La inmunidadà adaptativo articula nell'immunità humoral, explicado por las moléculas proteicas, llamadas anticuerpos o inmunoglobulinas, producidas por los linfocitos B, y nell'immunità la inmunidad mediada por células, que implica linfocitos T; en general podemos decir que la inmunidadà humoral è defensa diputado por microorganismos extracelulares, mientras que la inmunidadà la inmunidad mediada por células tiene el papel de defender el cuerpo contra los microorganismos intracelulares (virus).

Después de la primera reunión con el agente infeccioso que el cuerpo produce anticuerpos o citoquinas contra ese patógeno particular, a especializarse la respuesta defensiva. La producción de anticuerpos o citocinas por los linfocitos se produce después de la presentación de antígenos por las APC (células presentadoras de antígeno), que engullen el agente infeccioso, digerir frammentadolo en péptidos cortos y lo puso en su superficie. Si, sin embargo, el agente infeccioso era la naturaleza linfocitos citotóxicos intracelulares aseguran para inducir la necrosis celular de las células infectadas sólo.
¿Cuáles son los destinos de la respuesta inflamatoria?

  1. Una respuesta rápida permite una completa recuperación y restauración de los tejidos en condiciones fisiológicas;
  2. Una respuesta tardía induce una cicatrización de la lesión tisular causada por la inflamación;
  3. Una respuesta insuficiente induce inflamación crónica de la zona afectada, con la destrucción de la tela.

Como se puede ver, no siempre el proceso inflamatorio è suficiente o beneficioso, de ahí la necesidad del uso de drogas anti-inflamatorias.