Anfetaminas y éxtasis efectos de las anfetaminas


Las anfetaminas son aminas simpaticomiméticos indirectos, ya queé aumentar la concentración de neurotransmisores simpático, norepinefrina y dopamina en la hendidura sináptica. En particular, la cocaína y las anfetaminas se clasifican como “las drogas de abuso”; De hecho, el principal efecto para inducir la dependencia de las drogas è sólo el aumento en la concentración de dopamina en el núcleo accumbens y la corteza frontal; anfetaminas interactúan con las vesículas transportadoras, las anfetaminas de captura de ésta y liberan catecolaminas en la hendidura sináptica.
Las anfetaminas puedo cruzar la BBB (barrera sangre-cerebro) y de acción central aumentandovi la concentración de catecolaminas.
Los efectos después de la contratación, lo que puedeò sea ​​por vía oral “tabletas”, Por vía intravenosa (en este caso tiene un pi acciónù rápida) o se inhala en forma de polvos o pastas evaporada, con la participación del sistema nervioso central: una mayor vigilancia y la capacidadà concentración, all'attivit mayor propensiónà la física, la mayor capacidadà de expresión verbal, disminución del sentido de la fatiga y el hambre, el insomnio, la inducción de actitudes eufórico, desinhibida y personal gratificación (esta última causada por la liberación de dopamina).
Los únicos usos terapéuticos para los que las anfetaminas pueden utilizarse legalmente, son: los tratamientos para el síndrome infantil, TDAH, lo que genera el trastorno de hiperactividadà y el déficit en la concentración; tratamientos terapéuticos para tratar la narcolepsia, en cuyo caso è se sintetizó un derivado de anfetamina sin los efectos secundarios comunes, modafinilo.

Los efectos adversos de las anfetaminas son múltiples, de ninguna manera, todas derivadas de la señal simpático periférico y central. La mayor parteù grave è la inducción de la dependencia de drogas, que en general è precedido por el desarrollo de fenómenos de tolerancia, o el cuerpo humano se adapta con el efecto farmacológico, por lo tanto, tener la misma intensidadà è necesario aumentar la dosis de ingesta. Estas formas de tolerancia farmacológica plomo a la dependencia física - que coincide con la formación de las adaptaciones fisiológicas a la droga en sí, de modo que cuando se deja de tomar surge síndrome de abstinencia - y la dependencia psíquica, de la que la primavera la búsqueda de comportamientos y compulsivo drogas obsesivo de mantener másù el mayor tiempo posible los efectos; tales comportamientos se denominan con el término Inglés “ansia”.

Cuando la dependencia de la droga, sino también de alcohol, è tanto física como mental, se denomina “adicción a las drogas”.

Efectos de las anfetaminas

En resumen vamos a tratar de esbozar las sensaciones causadas tomar anfetaminas como las drogas: la primera dosis deà una sensación inicial de placer y gratificación de entidades significativasà, Esta dosis inicial es seguida por posteriores que provocan sensaciones múltiples en el abdomen y la ingle, conocidos por el término Inglés “prisa”, Imitando la sensación generada por el orgasmo. El gi tolerancia a las drogas efectos eufóricos y anoréxico se estableceà después de 4-6 horas, noò genera la necesidadà tomar dosis crecientes hasta el uso crónico. Este uso a largo plazo y creciente s haceì que junto con los efectos placenteros producen efectos adversos incluso: los ritmos circadianos anormales y desarrollo de actitudes psicóticos, como delirios de persecución, las obsesiones y el comportamiento agresivo. Entre las formas de psicosis inducidas por el uso crónico de anfetaminas allí è un fenómeno muy similar a un ataque agudo de esquizofrenia: el sujeto tiene la sensación de ser invadido por insectos. En esta hiperactividadàSin freno y recursos adecuados (falta de apetito y la reducción de horas de sueño), después de un fallo del sujeto psicofísico. En resumen, una sobredosis de anfetaminas genera síntomas psicóticos, neurológica y la actividad excesivaà cardiovascular, por el que se producen: taquicardia, hipertermia, espasmos musculares, deshidratación, hasta colapsos reales si no de muerte.
Cuando pausa tomar abruptamente las anfetaminas, teniendo éstos la dependencia física inducida, síndrome de abstinencia se produce; esto ocurre después de 24 horas, alcanza su máxima expresión en los primeros 2-4 días, pero puedeò extenderse más allá; se caracteriza por la presencia de tanto física como psicológica depresión, irritabilidad y luegoà, La fatiga, la ansiedad y, en algunos casos, los intentos de suicidio; Tenga en cuenta que los efectos son completamente opuestos a los buscados.
Entre las anfetaminas en el mercado hay è un grupo particularmente peligroso, conocido por la mayoríaù los jóvenes con el nombre Éxtasis; cuyo principal constituyente è la metilenodioxi-metanfetamina (MDMA), pero no sólo, por lo que en general se dice que el éxtasis è una sustancia que consta de varios derivados de la anfetamina. Estas mezclas se preparan en la casa y luego se distribuyen en lugares frecuentados por los jóvenes, tales como discotecas y raves. Éxtasis actúa como anfetaminas que è hablado, en particular de MDMA actúa sobre los transportadores de serotonina causando el agotamiento; Este mecanismo de acción parece ser responsable de un efecto neurotóxico en el largo plazo, es decir, sobre la inducción de éxtasis dependencia física y psíquica provoca daños irreversibles en el sistema nervioso central, y los trastornos cognitivos y de aprendizaje. Otros efectos tóxicos agudos, que se puedeò reunirse con tomar éxtasis, son: la hipertermia, deshidratación, hasta el colapso cardiovascular; Además, el aumento excesivo en la concentración de serotonina en el nivel sináptico puedeò dar lugar a la denominada síndrome de la serotonina. Desdeé serotonina è un neurotransmisor bastante ubicuo y participado en numerosas funciones fisiológicas, el síndrome de la serotonina puedeò manifiestan síntomas variados: hipertensión, temblores, hipertermia, alteración del estado mental, agitación, lo que lleva al coma en la mayoría de los casosù serio. En el caso de la interrupción brusca del éxtasis surge el síndrome de abstinencia, que se caracteriza por alteraciones en el estado de ánimo con la depresión marcada, que puedeò últimas semanas, y el comportamiento agresivo probable.