El sudor, el olor corporal y desodorantes


Pertenecen a la categoría de desodorantes todos aquellos productos que puedan reducir, cubierta o enmascarar los olores que se desarrollan a partir de la piel.

La piel está siempre en estrecho contacto con el oxígeno atmosférico a través de mecanismos de intercambio de llamada transpiración o sudoración y perspiratioinsensibilis.

El insensibilis perspiratio es una secreción constante y espontáneo de fluidos; è siempre presente, con independencia de la temperatura ambiental, las condiciones psicológicas y el grado de actividadà la física de la materia. Gracias al mecanismo de perspiratioinsensibilis nuestro cuerpo logra mantener bien humedecido. A diferencia del sudor, el componente líquido de perspiratio è formada por gotitas diminutas de agua, dentro de la cual uno puede encontrar solutos de cada género. Una vez que estas gotas entren en contacto con el aire, se evapora fácilmente resultando en una pérdida diaria de alrededor de 500-700 gramos de agua.

En general, cuanto más se tiene pérdidas de agua a través del mecanismo de sudoración. Transpiración è un proceso fisiológico que tiene la finalidad de dispersar el calor en ambos lugares calientes que durante la actividadà motor. Gracias a la cooperación de otros componentes cutáneos, como el sebo y los corneocitos, sudor -, además de la disminución de la temperatura corporal - può servir como un sustrato para la formación de olores corporales desagradables.

Antes de hablar de productos desodorantes è así describir dos tipos de glándulas, que son la Ecrino, la Apocrinas y SEBÁCEAS.

Las glándulas ecrinas o sudor tener un principalmente termorregulador. Están presentes en casi toda la superficie del cuerpo, centrándose en la planta del pie, en la palma de la mano, en la axila y la frente. Su secreto es inodoro y regalos è formado principalmente por agua, sales minerales, incluyendo NaCl, pequeños porcentajes de urea, la enfermedad de Cushing. Cabe recordar que este tipo de sudor no va a alterar el olor corporal.
Las glándulas apocrinas tener una estructura en la madeja y siempre están presentes en la correspondencia de los pelos. Son más comunes en la axila, en los canales auditivos, y el área anogenital nell'areola mamaria. El sudor secretado no participan all'attività para controlar la temperatura del cuerpo y tiene un pH muy alcalino. La actividadà de estas glándulas è influenciada por las hormonas (adrenalina) y el producto sudor tiene un aspecto lechoso, con una composición principalmente lipo-proteína abundante aromáticos. La producción de este sudor è continúa, pero si se solicita por estímulos hormonales y pu emocionalò aumentar. Las glándulas apocrinas son muy sensibles a los cambios en endocrino, perciò iniciar su propio negocioà productivo en la pubertadà. Recordar que las glándulas apocrinas están menos desarrollados en los hombres que en las mujeres, que sufren cambios durante el ciclo menstrual.

Las glándulas sudoríparas apocrinas mayoò muy fácilmente ser atacado por la flora bacteriana, lo que resulta en la formación de olores desagradables. El típico olor de las axilas è causada por una mezcla de compuestos butírico, solfurei y proteína. La grasa láctea componente è consta de ácidos grasos de cadena corta, tales como por ejemplo ácido butírico o caproico, mientras que el componente de azufre è formado a partir de mercaptanos y las aminas de proteínas por ejemplo amoníaco.
Las glándulas sebáceas son responsables de la formación de sebo. Se extienden por toda la zona del cuerpo, excepto la zona de la palma de la mano y la planta del pie. Las glándulas sebáceas son olocrina de secreción, porqueé la secretada se forma a través de la desintegración de las mismas células que componen las glándulas. La composición de sebo è predominantemente lípidos; en efecto è compuesta de triglicéridos y pequeñas cantidadesà de ácidos grasos libres, la flora bacteriana de la piel. Por sí mismoéDe hecho, el sudor no tener un olor desagradable, pero gracias a la metabolización de sus diversos componentes por la flora bacteriana tiende a asumir un olor desagradable.